Mendoza: Importante plan de rescate patrimonial en el Teatro Independencia

Desde el Ministerio de Cultura y Turismo se puso en marcha un proyecto de resguardo para la restauración integral de las 480 butacas existentes, entre otros. La obra completa se estima en un plazo de 60 días corridos.
Desde el Ministerio de Cultura y Turismo se puso en marcha un proyecto de resguardo para la restauración integral de las 480 butacas existentes, entre otros. La obra completa se estima en un plazo de 60 días corridos.

Desde el Ministerio de Cultura y Turismo se puso en marcha un proyecto de resguardo para la restauración integral de las 480 butacas existentes, entre otros. La obra completa se estima en un plazo de 60 días corridos.

Los trabajos de restauración y posterior colocación se realizarán sobre los dos tipos mayoritarios de butacas fijas, que conforman uno de los muebles patrimoniales del Teatro Mayor de la provincia. Se trata de 100 piezas que datan del año 1925 y otras 380 fechadas en 1940.

Al respecto, la ministra de Cultura y Turismo, Nora Vicario, remarcó que “El Teatro Independencia es Monumento Histórico Nacional y, como tal, con este proyecto estamos cumpliendo con la responsabilidad y la obligación de resguardo y custodia patrimonial, habiendo acatado todas las instancias que requiere el procedimiento, con las solicitudes de financiamiento correspondientes y obteniendo todas las autorizaciones para realizarlo. Se trata de uno de los símbolos culturales más importantes de Mendoza y sus butacas son protagónicas en su historia y su identidad. Restaurarlas junto a distintas intervenciones técnicas en el teatro, significa mejorar las condiciones para los espectadores y preservar y respetar el acervo arquitectónico y artístico de la provincia”.

Debido a la complejidad y expertiz que requiere la intervención de estas piezas patrimoniales, se realizó un llamado a licitación cuyas estrictas bases garantizan el resguardo de cada elemento a intervenir, respetando sus características y valores particulares. A la restauración de los componentes materiales que conforman las butacas, se suma el reemplazo o adecuación del piso de madera de la sala y la mejora de los sustratos existentes en los palcos para la posterior colocación de las mismas, si es que así se requiera.

Por su parte, Horacio Chiavazza, director de Patrimonio Cultural y Museos, detalló “Estas butacas serán restauradas de acuerdo al valor patrimonial que poseen y cuyo diseño tiene una valoración histórica debido a constituyen el perfil de diseño de época del Teatro. En primer lugar, se realizó un estudio diagnóstico y se observaron varias problemáticas, más allá del estado deplorable en el que se encontraban. Es en ese contexto que se revelaron algunos aspectos indispensables para que favorecieran a una mejor visibilidad del escenario, para lo cual se está trabajando en el diseño de ángulos para mejorar la visión del espectador. En ese sentido la materialidad de las butacas ha sido evaluado y se decidió trabajar en su restauración o, incluso, en la restitución de piezas de acero forjado y también se trabajó con telas y materiales ignífugos, manteniendo el color que poseen, con lo cual el trabajo responde a los estándares y criterios que obliga el hecho que se trate de un bien patrimonial”.

Este plan prevé responder a la necesidad de ordenar el trabajo de extracción, restauración y colocación de butacas en etapas diseñadas, a fin de no entorpecer el desarrollo de actividades propias del Teatro.

Dentro de las acciones a realizar se contempla el extraer las butacas existentes, rehacer asientos, restaurar respaldos, rellenar y re-tapizar con pana nueva, limpiar y restaurar pies de hierro fundido, arreglar, completar y mejorar el sistema de rebatimiento existente, limpiar y lustrar apoyabrazos, incorporar tapas de base, tapar perforaciones con tarugos en piso de madera, e instalará las butacas fijas, entre otras necesidades.

Tanto los asientos como los respaldos de las butacas se deberán re-tapizar con nueva pana a la que se le deberá colocar un tratamiento ignífugo especial para textiles, se deberán arreglar, limpiar, tratar y pintar las varillas de terminación de los respaldos, se restaurarán los pies y sus sistemas de hierro fundido, se deberá restaurar los apoyabrazos de madera y proveer los faltantes, junto con la provisión de elementos accesorios como el sistema de numeración de filas y asientos, entre otros.

Como referencia precisa del tipo de trabajo a realizar, se aportarán para imitar con exactitud, dos prototipos de butacas ya restauradas, una del 1925 y otra de 1940, ya existentes en el acervo del Teatro Independencia.

Marco legal

El Teatro Independencia de Mendoza es, por Decreto Nº 1617/1993, parte del Patrimonio Cultural de la Provincia de Mendoza por lo tanto la Ley de Patrimonio Provincial N° 6034 y su Decreto Reglamentario N°1882/09 lo rigen. Asimismo, es Monumento Histórico Nacional, a través del Decreto Nacional Nº 837/2011, esta declaratoria le otorga el control sobre todas las acciones a realizarse sobre el edificio a la CNMBH, (Comisión Nacional de Monumentos de Bienes y de Lugares Históricos).

Las butacas fijas y su historia en el Teatro

En primer lugar, es importante establecer la valoración del conjunto de butacas fijas del Teatro desde hace varias décadas. Su valor histórico, materiales y estéticos, le otorgan una imagen reconocida por el imaginario colectivo local. Según registros fotográficos, las actuales butacas, forman parte del mobiliario del Teatro desde mediados del Siglo XX y cobran estatus de bien patrimonial.

Criterio de intervención actual

El objetivo de este plan es realizar una intervención de restauración integral de los dos tipos de butacas existentes, manteniendo sistemas formales, ornamentales y técnicos y mejorando las variables de comodidad y ergonomía de los usuarios sin perder los valores que las definen.

El criterio a adoptar es el de restauración de partes de valor e intervención integral y reconstrucción de otras, pero mejorando sus condiciones materiales como espesores de estructuras de maderas, tipos de rellenos, tapizados ignífugos y requerimientos relacionados a la acústica de la sala.

Con relación a los apoyabrazos de madera, los mismos forman parte importante de la imagen del todo, por lo tanto, se deberá mantener e imitar sus criterios formales y materiales. Con relación a las estructuras de soporte y rebatimiento de hierro fundido, el criterio es mantener los pies, las estructuras y tapas laterales que conforman las caras de los pasillos y restaurar el sistema incorporando elementos perdidos como topes de silicona para evitar ruidos dentro de la sala.

Además, se prevé adquirir un 10% de esta cantidad como acopio y reserva para el teatro.

Estado actual

Los dos tipos de butacas tienen elementos en común y es que están compuestas por una estructura soporte con patas de hierro fundido. Dicho material está en buen estado general, si bien los agarres inferiores para los asientos son insuficientes y se debe estudiar la pertinencia de su refuerzo. Los sistemas de rebatimiento deben ser revisados y ajustados según cada caso.

A su vez, están formadas por un asiento con estructura interna de madera con relleno y sistema de resortes revestido en pana tipo Pana Guanabara color bordó. Este componente es el más dañado ya que el sistema interior de resortes metálicos está muy deteriorado creando deformaciones y roturas, tanto en el relleno como en el textil, lo que inviabiliza el uso de gran parte de las butacas.

Asimismo, se observa un deterioro del sistema de las fijaciones con tornillería entre la estructura interna del asiento, la tapa exterior y los brazos de hierro. Los respaldos varían entre los diferentes tipos, son elementos separados de los asientos y están formados por una estructura de placa de madera curvada con un delgado relleno. Algunos están revestidos en la misma Pana Guanabara color bordó, con una terminación superior de borde formada por un caño metálico pintado. Si bien los respaldos están en buen estado general, el relleno está deteriorado y ha perdido su estructura de origen y espesor.

Estudio y proyecto de colocación

El objetivo de esta etapa es realizar un estudio métrico de los espacios precisos y detallado de cada uno de los sectores del Teatro (Platea Baja, Platea Alta, Tertulia), a fin de mejorar y ajustar las curvas de las filas, las distancias entre las fijas, los anchos de pasillos principales, los ángulos de inclinación de las butacas tanto en horizontal como en vertical, teniendo en cuenta el ángulo de pendiente del piso, entre otros.

La obra completa se estima en un plazo de 60 días corridos, a partir de la notificación de adjudicación.

Seguínos en:
Unite a nuestro canal de:
Ayudanos a seguir creciendo

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Podés leer también
Noticias

El Cine Teatro San Luis tiene nuevos horarios de visitas guiadas

Quienes deseen conocer el espacio ubicado en avenida Justo Daract y calle Profesor Berrondo, pueden hacerlo de lunes a viernes de 9:00 a 13:00 y de 15:00 a 19:00. Los recorridos son completamente gratuitos, pero es necesario reservar el turno previamente.